Archivo de la etiqueta: acciones

Información importante para PYMES: Si su empresa tiene suscritas inversiones financieras necesita obtener el código LEI

Si su empresa tiene suscritas u opera con inversiones financieras necesita obtener el código LEI antes del 3 de enero de 2.018.

Qué es el código LEI.- El Identificador de Entidad Jurídica (LEI, por sus siglas en inglés) es un código global y único basado en el estándar ISO 17442, que se utiliza para identificar a las personas jurídicas que son parte en las transacciones financieras y para cumplir con los requisitos de información en los mercados financieros.

Para qué sirve el código LEI.-
De acuerdo con la normativa europea, el código LEI debe ser empleado para identificar a las partes contratantes en las transacciones financieras en todo el mundo y hacer más fácil para los reguladores conocer los posibles riesgos sistémicos en las primeras fases. El objetivo final es mejorar la gestión de los riesgos financieros.

Cómo surge el código LEI.- Tal y como informa el Banco de España “El identificador de entidad jurídica (LEI, por sus siglas en inglés) es un sistema de identificación universal y unívoco de entidades legales, concebido en particular para aquellas organizaciones que son parte de un contrato financiero. Ante las dificultades evidenciadas durante la crisis de Lehman Brothers para conocer y evaluar adecuadamente las interdependencias existentes en los mercados financieros globales, el G20 puso en marcha el proyecto LEI con el fin de dotar a estos mercados de una mayor transparencia.”

La CNMV publicó una nota de prensa alertando de la necesidad de obtener el Código LEI y  nos consta que las entidades financieras han elaborado campañas informativas si bien un muy elevado número de clientes, en su mayoría PYMES no han efectuado aún ningún trámite al respecto.

Objetivo del código LEI.- El objetivo último es mejorar la evaluación y gestión del riesgo sistémico, al ofrecer una visión más precisa y completa de los riesgos asumidos por cada participante. Asimismo, el LEI contribuirá a mejorar la gestión del riesgo por parte de las propias entidades y a facilitar los procesos de resolución de las mismas.

En qué consiste el código LEI.- El LEI está basado en las especificaciones del estándar ISO 17442, que determina la estructura del identificador (código alfanumérico de 20 posiciones), así como la información básica que debe recoger (nombre oficial de la entidad, dirección de la matriz, fecha de asignación del LEI…). Esta información básica ha ido ampliándose a medida que se ha avanzado en el diseño del sistema. Adicionalmente, desde mayo de 2017 se ha empezado a incorporar de manera gradual información adicional, relativa a las relaciones de propiedad entre entidades. Dado que uno de los rasgos fundamentales del LEI es su vocación de bien público, tanto el código como la información que no está sujeta a restricciones de confidencialidad son de acceso libre.

La iniciativa ha supuesto no sólo crear el elemento identificador, sino también un sistema de gestión en torno al mismo a fin de proteger los objetivos de política pública y al tiempo fomentar la participación activa del sector privado.

Quién asigna el código LEI.- En el caso de España, los identificadores internos son emitidos y gestionados exclusivamente por el Registro Mercantil. Se puede consultar un extracto del Real Decreto-ley 14/2013, de 29 de noviembre, de medidas urgentes para la adaptación del derecho español a la normativa de la Unión Europea en materia de supervisión y solvencia de entidades financieras, en el que se acuerda la designación del Registro mercantil, en el siguiente ENLACE al RDL

Coste de obtención del LEI.- Dado que el código LEI no se asigna directamente sino que es necesaria la intervención del Registrador mercantil se han aprobado unos aranceles fijos por la asignación del código identificador de entidad jurídica de 100 euros sin que devengue honorarios adicionales la inscripción que, en su caso, se practique de dicha asignación en la hoja de la entidad. La validación anual del Código Identificador se efectuará mediante la expedición de una certificación que devengará aranceles por importe de 50 euros.

Ciertamente hubiera sido preferible implantar un sistema parecido al SEPA, automático y gratuito, donde se asignaron unos códigos alfanuméricos a las cuentas bancarias existentes, que bien se podrían haber implantado de igual forma al NIF de las personas jurídicas, y especialmente a las sociedades ya inscritas. Además la gran mayoría de sociedades tendrán que recurrir a gestorías o autorizar a profesionales para realizar estos trámites.

Desde www.abogadosquevedo.es facilitamos la gestión de solicitud del LEI.

Pídanos presupuesto sin compromiso.

Cuál es el plazo de obtención del código LEI.- Una vez recibida la solicitud y el justificante de pago de las tasas, el Registrador debe verificar la validez de los datos de referencia basado en la información disponible en diferentes fuentes públicas. También se asegura que no exista ya un código LEI activo y que no haya otras solicitudes en curso para la misma entidad. El proceso de calificación tiene un plazo máximo de 15 días hábiles, aunque lo habitual es que el plazo aproximado de calificación sea de una semana.

Necesidad de obtener el LEI.- Con anterioridad al 3 de enero de 2018, todas aquellas personas jurídicas, incluidas las fundaciones, que den órdenes a intermediarios financieros para realizar transacciones sobre instrucciones admitidos a negociación tendrán que realizar todos los trámites necesarios para obtener un LEI.

Entidades como Santander y BBVA ya están recordando a sus clientes que sin el LEI no podrán operar en el mercado financiero.

Bankinter informa a través de su web que “Todas las personas jurídicas que participan en los mercados financieros deberán facilitar su LEI a las empresas de servicios de inversión y las entidades de crédito que ejecuten transacciones sobre instrumentos financieros para que éstas puedan identificarles antes de ejecutar las operaciones. Si el cliente no facilita su LEI, no se podrán ejecutar las operaciones instruidas”.

En este momento, todas las empresas que participan en el comercio de derivados necesitan un LEI, pero en cualquier caso si dispone de inversiones financieras deberá obtenerlo antes del próximo 3 de enero para contribuir al objetivo es mejorar la gestión de los riesgos financieros.

Esta obligación afecta por tanto a todas las personas jurídicas que operan en los siguientes productos: valores negociables (acciones y bonos), pagarés, letras del tesoro, certificados de depósito, fondos cotizados y derivados, compraventas de divisa a plazo, permutas financieras, caps, floors, etcétera.

Consulte con su agente o asesor de la entidad financiera si dispone de alguno de estos productos ya que en ese caso deberá obtener el código LEI.

Medios especializados se están ya haciendo eco de las dificultades que pueden surgir por la masiva tramitación de los códigos que van a ser necesarios habilitar en los próximos meses, llegando a pronosticar alguno de ellos, como el periódico EXPANSIÓN, un probable colapso del organismo competente en concederlos.

Las personas jurídicas que operen directamente en Derivados o Seguros de cambios, ya sean negociados en un mercado organizado u OTC necesariamente tendrán que disponer de su código LEI antes del 1 de noviembre de 2017, resultando que a partir del 3 de enero de 2018 se extiende la obligatoriedad para las operativas en todo instrumento cotizado de Renta Variable y Renta Fija no pudiendo realizar operaciones en dichos productos sin el código LEI informado a partir de esa fecha.

Puede solicitar los servicios de los miembros y colaboradores de la web www.abogadosquevedo.es para iniciar los trámites de solicitud del código LEI. También intervenimos en la renovación, declaración de cambios en los datos de sociedad o portabilidad del código. Podemos ofrecerle información sobre cualesquiera trámites y procedimientos que podamos tramitar ante el Registro Mercantil. Contacte con nuestros profesionales a través de nuestros datos de contacto. Contamos también con abogados mercantilistas y especialistas en derecho societario.

Desde www.abogadosquevedo.es facilitamos la obtención del Código LEI.

Pídanos presupuesto sin compromiso.

Bankia devolverá la inversión a los accionistas que acudieron a la salida a Bolsa de la entidad en 2011

Al hilo del artículo anterior, tan solo quince días después de la publicación de la sentencia del Supremo que resuelve dos recursos, por lo que sienta doctrina, Bankia ha decidido ofrecer a sus clientes la devolución de inversión por la salida a bolsa, que se podrá solicitar durante tres meses a contar desde el pasado día 18 de Febrero.

El Tribunal Supremo desestimó dos recursos interpuestos por Bankia contra dos sentencias que decretaron la nulidad de los contratos de compra de acciones emitidas por la entidad, al haber quedado demostrado que hubo error en la información ofrecida por la entidad y por tanto en el consentimiento, al existir desfase entre las cifras del folleto informativo y las reales. El Alto Tribunal sienta doctrina jurisprudencial y abre así la vía a miles de nuevas reclamaciones.

monument-172774__180Ante esta perspectiva, con los gastos judiciales pronosticados y ante la avalancha de posibles demandas, Bankia ha decidido poner en marcha un proceso para devolver el dinero de forma ágil, rápida, sencilla, gratuita pero solo a los inversores minoristas que directamente o a través de otra entidad adquirieron acciones de la entidad tras su salida a Bolsa en 2.011, sin necesidad de cumplir ninguna otra condición, y sin los costes ni tiempo de las reclamaciones judiciales y extrajudiciales, si bien los intereses compensatorios se fijan en el 1% anual por el tiempo transcurrido hasta la restitución de la inversión, según lo siguiente:

– Bankia ha abierto el proceso para devolver toda la inversión a los accionistas minoristas que acudieron a la salida a Bolsa de la entidad en 2011. A este proceso pueden acudir todas las personas del tramo minorista que invirtieron en la Oferta Pública de Suscripción de Acciones (OPS) que Bankia realizó en julio de 2011. De esta manera, se recuperará el 100% de la inversión más los intereses compensatorios ofrecidos por Bankia.

– Habrá de presentarse en las oficinas de BANKIA una solicitud cuyo modelo estará disponible en las sucursales y/o realizarla a través de la web con los documentos adjuntos que se solicitan, en concreto el el extracto de la cuenta de valores en el que se detallen los movimientos con acciones de Bankia.

– Si se hubiera interpuesto una demandamoney-209090_640 judicial, el accionista, una vez se le haya restituido su inversión, firmará un acuerdo con la entidad por el que desiste del proceso judicial. En el caso de los inversores minoristas que tengan en marcha una reclamación extrajudicial o demanda judicial y decidan no adherirse a este proceso, tendrán que seguir el proceso judicial, con los mayores costes y dilaciones que ello implica.

– El plazo de adhesión a este proceso se inició el pasado 18 de febrero, y se extenderá por un periodo de hasta tres meses, que la entidad considera suficiente para gestionar todos los casos.

– Los inversores minoristas no deben cumplir ninguna otra condición; Bankia devolverá a los accionistas minoristas el importe íntegro de su inversión inicial a cambio de la devolución de las acciones a la entidad. En el caso de que hayan vendido las acciones, se les abonará la diferencia entre lo invertido y lo obtenido con la venta de los títulos. En ambos casos se abonarán unos intereses compensatorios del 1% anual por el tiempo transcurrido hasta la restitución de la inversión.

– El plazo de recuperación de fondos no superará los 15 días desde que se efectúe la solicitud.

El proceso ofrece una salida a algunos de los inversores de forma rápida, pues recuperarán sus fondos en un plazo que se estima no supere los 15 días desde que lo soliciten, en segundo lugar evitan el proceso judicial o se reducen los procesos ya iniciados, al tiempo que minora las pérdidas de Bankia, al reducir la factura a abonar en intereses por acortarse los plazos, y, como hemos dicho, costas al optarse por una solución rápida y extrajudicial, según argumentos del consejero delegado de la entidad.

Los preferentistas están siendo entonces doblemente castigados; primero como BOLSAconsecuencia de la compra de dichos productos financieros y luego por su canje obligado por las acciones de BANKIA, que ahora les excluye del proceso de restitución abierto por la entidad.

Recomendamos a estos inversores excluidos que no tiren la toalla, si bien para recuperar su dinero actualmente no tienen otra alternativa que demandar judicialmente y hacerlo cuanto antes:

Una opción es solicitar la nulidad de dicho arbitraje y canje, por haberse realizado en la creencia de que se invertía en una entidad saneada.

Otra opción sería solicitar la nulidad de las preferentes, subordinadas y las acciones respectiva y simultáneamente, si el canje se hizo sin el consentimiento expreso del inversor, dado que además ya hay abundantes sentencias a favor.

Econtract-408216_640n cualquiera de los casos, el plazo para reclamar será el de cuatro años a contar desde que se hizo efectivo el canje. Para los realizados con anterioridad al 25 de Mayo de 2012, día en que Bankia presentó sus cuentas auditadas, será esta fecha el punto de partida para el cómputo de los cuatro años, aunque algunos juristas afirman que el plazo debería empezar a computarse desde noviembre de 2014, fecha en que se presentó el informe pericial en el procedimiento penal, poniendo de manifiesto nuevas circunstancias engañosas, si bien en todo caso no convendría agotar dichos plazos.

No obstante lo anterior quedará expedita la vía de la resolución del contrato por incumplimiento junto con una reclamación por daños y perjuicios, aunque a nuestro juicio con menos probabilidades de éxito que la anterior.

Puedes contar con nuestros profesionales para plantear la estrategia judicial o simplemente para que redacten un burofax y remitirlo en tu nombre a la entidad bancaria e intentar negociar una solución amistosa. Contamos con abogados especialistas en reclamaciones civiles y mercantiles que podrán hacerte un presupuesto a tu medida en función del importe reclamado, tu situación económica, los posibles plazos de pago e incluso en ocasiones mediante una Cuota Litis.

Concierta una cita con nuestros letrados colaboradores mediante los datos de contacto que aparecen en nuestra web.

Caduca el plazo para instar la acción de nulidad por la adquisición de acciones a BANKIA

El Tribunal Supremo ha confirmado dos Sentencias de Audiencias Provinciales que declararon la nulidad de la suscripción de acciones por estimar que el folleto de salida a Bolsa contenía información que no reflejaba la situación económica real de Bankia. Sienta por tanto Jurisprudencia mayor y facilitará el éxito de las reclamaciones planteadas y de aquellas que están pendientes de ser interpuestas por parte de los accionistas.

Puedes obtener más información de la noticia en los siguientes enlaces:

http://www.expansion.com/empresas/banca/2016/01/25/56a6937fca474144358b45c5.html

http://economia.elpais.com/economia/2016/01/27/actualidad/1453899429_572766.html

No obstante, pese a éstas recientesjusticia Sentencia del alto Tribunal que refrenda la nulidad de la adquisición de las acciones de BANKIA, dicha entidad no está admitiendo reclamaciones ni aceptando acuerdos extra-judiciales con los clientes, por lo que no queda más remedio que acudir al auxilio judicial solicitando la nulidad de la adquisición de las acciones contaminadas.

Por otra parte el plazo para el ejercicio de la acción de nulidad de la compra de dichas acciones terminará el próximo 24 de mayo de 2016, por lo que si eres titular de estas acciones y aún no has reclamado, debes buscar con la máxima celeridad un profesional que te salvaguarde y actúe en defensa de tus derechos.

Desde la web www.abogadosquevedo.com aconsejamos presentar cuanto antes una demanda civil ante los Juzgados de 1ª Instancia solicitando la nulidad del contrato de adquisición de las acciones por error y vicio en el consentimiento, acción principal que entendemos es la más apropiada y viable.

No obstante, quedarían pendientes de vencimiento la pretensión subsidiaria de resolución del contrato por incumplimiento de Bankia, que no informó a sus clientes con transparencia y claridad sobre su verdadera situación económica en su salida a Bolsa, junto con otra de reclamación en concepto de indemnización por los daños y perjuicios derivados de la falsedad del folleto informativo de la salida a Bolsa.

En definitiva, la acción de nulidad, notario-917149_640que es la ejercitada principalmente y que está consiguiendo la gran mayoría de sentencias favorables, tiene previsto el vencimiento el próximo mes de mayo, si bien aún puede seguir ejercitándose sin problema después dicha fecha la acción subsidiaria de resolución de contrato por incumplimiento.

En todo caso, si no estás convencido de la viabilidad o de la oportunidad en la presentación de una demanda, convendría antes del vencimiento de los plazos remitir un burofax en reclamación de las cantidades abonadas por la compra de las acciones a la entidad financiera, para así además de efectuar el obligado requerimiento previo poder alegar interrupción del plazo de prescripción de las acciones judiciales.

Puedes contar con nuestros profesionales para plantear la estrategia judicial o simplemente para que redacten un burofax y remitirlo en tu nombre a la entidad bancaria. Contamos con abogados especialistas en reclamaciones civiles y mercantiles que podrán hacerte un presupuesto a tu medida en función del importe reclamado, tu situación económica, los posibles plazos de pago e incluso mediante Cuota Litis.

Tienes información reciente relacionada en el siguiente enlace “Bankia devolverá la inversión a los accionistas que acudieron a la salida a Bolsa de la entidad en 2011”

Concierta una cita con nuestros letrados mediante los datos de contacto que aparecen en nuestra call-15924__180web.

Se reduce de 15 a 5 años el plazo general establecido para la prescripción de las acciones personales

Se ha publicado en el BOE la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, y entre sus cambios más significativos hay que destacar el que afecta al régimen de prescripción del Código Civil por el que se reduce de 15 a 5 años el plazo general establecido para la prescripción de las acciones personales.

Esta reforma, que entró en vigor el día 7 de octubre, siguiente al de su publicación en el BOE, supone la primera actualización del régimen de prescripción contenida en nuestro Código Civil y que había permanecido inalterable desde su publicación, por lo que es un asunto de una gran importancia en la vida jurídica y económica de los ciudadanos.

Según la norma se modifica el artículo 1.964 que establece ahora que “Las acciones personales que no tengan plazo especial prescriben a los cinco años desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación. En las obligaciones continuadas de hacer o no hacer, el plazo comenzará cada vez que se incumplan”.

Son numerosas las relaciones jurídicas que se verán afectadas por este cambio como por ejemplo: Cualquier obligación legal que no tenga un plazo especial de prescripción extintiva, acciones derivadas del defectuoso cumplimiento de un contrato, la acción de resolución del contrato por incumplimiento, acciones en virtud de las obligaciones que surjan de la celebración de un contrato de compraventa, la acción de un comunero contra la comunidad de propietarios en reclamación de daños, etcétera.

En cuanto al régimen transitorio, se permite la aplicación a las acciones personales nacidas antes de la entrada en vigor de esta Ley, pero si desde que fuere puesto en observancia transcurriese todo el tiempo en él exigido para la prescripción, surtirá esta su efecto, aunque por dichas leyes anteriores se requiriese mayor lapso de tiempo, por lo que según lo anterior parece que, para las relaciones jurídicas nacidas entre el 7-10-2000 y el 7-10-2005 se aplicará plazo anterior de 15 años previsto en el art. 1.964 CC, para las nacidas entre el 7-10-2005 y el 7-10-2015, la prescripción será el 7-10-2020, en cualquier caso; y las relaciones jurídicas nacidas a partir del 7-10-2015 (entrada en vigor de la Ley 42/2015), se aplicará el plazo actual de 5 años previsto en el art. 1.964 CC.

Si tienes alguna deuda que entiendes prescrita o algún derecho que puede prescribir si no lo demandas, si tienes créditos pendientes de pago y no acaban de liquidar, o tienes alguna consulta en materia de prescripción de obligaciones y deudas  en www.abogadosquevedo.es podemos asesorarte.

Pide cita a través de nuestros canales de comunicación.

SE MODIFICAN LOS PLAZOS DE RECLAMACION Y DE PRESCRIPCION DE LAS DEUDAS

Plazo de prescripción para reclamar las deudas

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que el acreedor no pueda reclamar una deuda?

Según contempla el artículo 1961 del Código Civil, las acciones para reclamar el pago de las deudas tienen un vencimiento que es el establecido por la ley.

Una deuda prescribirá dentro de un plazo legal siempre y cuando el acreedor abandone la reclamación de la misma, por lo que si el acreedor es insistente, el pago de la deuda deberá realizarse. No obstante los plazos de prescripción se pueden interrumpir mediante reclamaciones judiciales o extrajudiciales (por ejemplo, mediante burofax con certificación de texto y acuse de recibo), o reconocimientos de la deuda expresos (firmado por el deudor, que reconoce su deuda) o tácito (por ejemplo, un pago parcial de la misma).

Para que una deuda prescriba, tienen que cumplirse por tanto algunos requisitos previamente:

  • Que el acreedor no haya ejercido ninguna acción extrajudicial o judicial como envío de cartas de forma fehaciente, requerimiento notariales, etc.
  • Que el deudor no haya reconocido, ni de forma expresa, ni tácita, la veracidad de la deuda reclamada.

Esto es importante para las empresas que tienen una lista de morosos, ya que deberemos que insistir en el intento de cobro de las deudas siempre por escrito, para que quede constancia y el deudor no pueda recurrir a este tipo de estrategias.

IMPORTANTE: MODIFICACION DE LOS PLAZOS DE PRESCRIPCION.

Según el Código civil, las deudas derivadas de un contrato personal que no tenían señalados términos especiales prescribían a los 15 años.

Se ha publicado  lo anterior se ha publicado en el BOE con fecha de 6 de Octubre la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, y entre sus cambios más significativos hay que destacar el que afecta al régimen de prescripción del Código Civil por el que se reduce de 15 a 5 años el plazo general establecido para la prescripción de las acciones personales.

Ver el siguiente artículo “Se reduce de 15 a 5 años el plazo general establecido para la prescripción de las acciones personales” donde se alude a la reforma antes citada.

PLAZOS DE PRESCRIPCIÓN DE LAS DEUDAS MÁS HABITUALES

Pero los plazos de prescripción varían según la naturaleza y origen de la deuda. A continuación destacamos las más habituales:

  • Deudas Hipotecarias: La prescripción según el artículo 1964 del código civil el plazo de prescripción de deudas hipotecarias se establece en 20 años desde la fecha de vencimiento que inicialmente tiene fijado el préstamo.
  • Deudas comerciales con otras empresas: prescriben a los 5 años (desde la nueva reforma LEC).
  • Deuda derivada de un préstamo: Respecto a los créditos, aunque su devolución se suela hacer mes a mes, se ha considerado por parte de la jurisprudencia que supone una deuda unitaria con pago aplazado, por lo que su plazo no sería el quinquenal, sino el general de 5 años (hasta la nueva reforma LEC).
  • Deudas de Tarjetas de Crédito: A pesar que los pagos anuales/mensuales tienen una prescripción de 5 años, esto no se aplica para las tarjetas de crédito, que tienen un plazo de prescripción de 15 años (desde la nueva reforma LEC ver período transitorio). La entidad tiene, ese plazo para reclamar la deuda y los intereses generados.
  • Deudas derivadas de dividendos o pagos que se convengan por motivos de utilidades o capital sobre la participación o acciones: el plazo será de 5 años computados desde el momento en que hubieron de cobrarse.
  • Deudas de alquiler tanto de rentas como de otras cantidades asimiladas: El pago de la deuda de arriendos de fincas urbanas tienen una prescripción de 5 años.
  • Deudas de suministros (electricidad, teléfono, gas, etc): Las deudas contraídas con empresas de suministros tienen una prescripción de 5 años, conforme al artículo 1966.3 del Código Civil. Sin embargo, la jurisprudencia no se pone de acuerdo en este caso, ya que se aplica en ocasiones el plazo de 3 años, establecido en el artículo 1967.3, según el cual  establece los plazos para abonar a los comerciantes el precio de los géneros vendidos.
  • Deudas de abogados, procuradores, jueces, registradores o notarios: tres años.
  • Deudas con hospederos, en concepto de la comida consumida o habitación: tres años.

En cualquier caso, la prescripción de una deuda no es algo automático, ya que el deudor será el que tendrá que alegar tal prescripción a instancia de parte en el momento de la reclamación y demostrar el transcurso los plazos.

Respecto al cumplimiento de las sentencias judiciales, aclaramos respecto a lo ya comentado en este post, que la Ley de enjuiciamiento civil establece que “La acción ejecutiva fundada en sentencia, en resolución del tribunal o del secretario judicial que apruebe una transacción judicial o un acuerdo alcanzado en el proceso, en resolución arbitral o en acuerdo de mediación caducará si no se interpone la correspondiente demanda ejecutiva dentro de los cinco años siguientes a la firmeza de la sentencia o resolución.” Es decir, que si la deuda está reconocida por medio de Resolución judicial no habrá plazo de prescripción sino de caducidad, en este caso también de 5 años. No se despachará ejecución en ningún caso de las sentencias meramente declarativas ni de las constitutivas, que deberán hacerse valer por si mismas. No obstante, si la obligación de la que nace el derecho de pago surge de una sentencia, aunque no sea ejecutiva, el plazo para exigir el pago o el resarcimiento derivado de la misma será el propio de las acciones para reclamar la deuda en función de su naturaleza, según los ya comentados.

Si tiene decidido emprender acciones por causa de alguna reclamación de deuda pendiente de pago en www.abogadosquevedo.com le haremos un precio muy especial. Por contra si recibe una reclamación de deuda por parte de tercero podremos también actuar en su defensa. Contacte con nosotros a través del siguiente enlace.