Archivo de la etiqueta: familiar

Reducción en el ISD aplicable en la transmisión mortis causa de empresa individual

Mediante reciente resolución el TEAC cambia de criterio en relación con el ejercicio a computar  en la reducción en el ISD aplicable en la transmisión mortis causa de empresa individual.

Accede en el siguiente enlace al business-18965_1920nuevo artículo de la web http://www.consultasdeherencia.es/

Para más información o solicitar un estudio detallado de su caso particular, contacte con nosotros a través de los datos facilitados en la página de contacto de nuestra web o pinchando en el siguiente enlace:  www.abogadosquevedo.es

 

 

 

 

¿Cómo tributa el préstamo concedido a un hijo?

Transcribimos parte del contenido de una reciente consulta vinculante a la Dirección General de Tributos Tributación en relación a la tributación de un préstamo concedido por el consultante, persona física, a su hijo, que resuelve lo siguiente:

– En relación con el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados:

… De los preceptos expuestos se deriva que los préstamos constituidos por quien no tenga la consideración de empresario o profesional en el ejercicio de su actividad y, en cualquier caso, cuando no constituyan entregas de bienes o prestaciones de servicios sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido, como parece ser en el presente caso en el que se trata de un préstamo de carácter familiar concedido por un padre a su hijo, estará sujeto al concepto de transmisiones patrimoniales onerosas, conforme a lo dispuesto en el artículo 7.1.B) y 5 del TRLITPAJD, pero exento de dicha modalidad en virtud de la exención establecida en el artículo 45.I.B.15 del mismo texto legal.

No obstante lo anterior, esta exencióndocument-428335__180 no exime de la presentación de la declaración del impuesto, ya que el artículo 51.1 del citado texto refundido establece dicha obligación en general para todos los hechos imponibles, con independencia de que estén o no exentos del impuesto. Este precepto tiene su desarrollo reglamentario en el artículo 98 del Real Decreto 828/1995, de 29 de mayo (BOE de 22 de junio), por el que se aprueba el reglamento del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, cuyo apartado 2 recoge diversas excepciones a la obligación de presentación de la declaración, sin que ninguna de ellas sea aplicable al supuesto planteado.

– En relación con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas:

Para analizar la tributación en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que pudiera corresponder al consultante, prestamista en este caso, se hace preciso transcribir previamente los preceptos de la Ley del Impuesto (Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, BOE del día 29) que afectan al asunto consultado: artículos 6.5, 25.2 y 40.

Por lo tanto, la presunción money-733992_640de onerosidad que acompaña a las cesiones de bienes o derechos supone para los préstamos, una estimación de rendimientos que se cuantifica aplicando el tipo de interés legal del dinero en vigor el último día del período impositivo.

Ahora bien, como en reiteradas ocasiones ha señalado este Centro Directivo, ésta estimación de rendimientos no opera si se prueba la gratuidad del préstamo, lo que deberá realizarse conforme a los medios de prueba generalmente admitidos en Derecho, teniendo en cuenta lo previsto en el artículo 1227 del Código Civil, y que corresponderá valorar a los órganos de gestión e inspección de la Administración tributaria. De igual manera deberá acreditarse la conexión del préstamo, su destino y la justificación de su devolución. -Esto resultará especialmente importante para que no pueda ser calificada la operación como donación simulada y, por tanto, en fraude de ley.-

En definitiva, teniendo el préstamo carácter gratuito, este no tendrá repercusiones en el IRPF del consultante. En caso contrario, es decir si se hubieran pactado intereses, las cantidades devengadas por el prestamista en concepto de intereses tendrían la consideración de rendimientos del capital mobiliario debiendo imputarse, de acuerdo con lo dispuesto en la letra a) del apartado 1 del artículo 14 de la LIRPF, al período impositivo en que sean exigibles.

 Para más información contacta con nuestros profesionales a través de la web

Como recuperar tu vivienda tras el divorcio de un hijo

En más de una ocasión hemos evacuado esta consulta a los propietarios de un inmueble que han visto como, tras la ruptura del vínculo matrimonial de su hijo, el uso del mismo se atribuye a la esposa separada y/0 a sus hijos, al haber sido el domicilio conyugal de la pareja, por lo que precisan de nuestros servicios para ver si hay alguna posibilidad de recuperarlo.

En relación con lo anterior, tal y como hemos mantenido y logrado hacer valer en no pocas ocasiones, “La situación de quien ocupa una vivienda cedida sin contraprestación y sin fijación de plazo por su titular para ser utilizada por cesionario y su familia como domicilio conyugal o familiar es la propia de un precarista, una vez rota la convivencia, con independencia de que le hubiera sido atribuido el derecho de uso y disfrute de la vivienda, como vivienda familiar, por resolución judicial”.

Esto es lo que señala la Sentencia del Tribunal Supremo dictada con fecha 14 de octubre de 2014, sentencia en recurso de casación interpuesto contra sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Castellón, en grado de apelación, en autos sobre juicio verbal por Precario, y que viene a confirmar la línea doctrinal que venimos manteniendo desde hace años.

Los propietarios, padres del esposo, instaron el desahucio por Precario, petición que fue admitida en primera instancia y posteriormente desestimada por la Audiencia Provincial, al considerar que existía un contrato de comodato o préstamo de uso aceptado y consentido por los dueños. La demanda de desahucio por precario se presentó en fecha 19 octubre 2010 y en ella interesaron el desahucio por entender que la situación de las demandadas (la anterior esposa y la hija  común) era de simple precario, al no haber mediado contraprestación alguna, no habiendo motivo ahora para permitir dicha ocupación dado que necesitaban el uso de la vivienda.

El problema tiene origen con la atribución en un convenio regulador de divorcio del uso de una vivienda, propiedad de los padres del marido, a la esposa y la hija del matrimonio, que no es consentido por los padres de este. Demostrando ambos actores en la prueba de interrogatorio que le dejaron ocupar la vivienda a su hijo mientras estuviera vigente el matrimonio, la propia naturaleza de la cesión permite concluir, de acuerdo con la reseñada doctrina jurisprudencial, que la cesión no se realizó con vocación de permanencia, puesto que no se aprecia la concurrencia de un uso concreto y determinado en la vivienda cedida, distinto del genérico de servir de hogar, residencia o domicilio conyugal y familiar. De esta forma la ocupación pierde su causa legítima, pasando a ser inconsentida.

Resulta especialmente valiosa esta sentencia porque, junto con la reciente exención de las tasas judiciales a las personas físicas, animará a litigar a muchos matrimonios que cedieron sus segundas viviendas a sus hijos y que necesitan ahora ingresos extras ante la situación que se les plantea debido a una pensión modesta o por la vuelta al hogar familiar de otros hijos debido fundamentalmente a la falta de empleo y la crisis.

El Tribunal Supremo entiende que la Jurisprudencia es fundamental en el supuesto estudiado, ya que las resoluciones de las Audiencia Provinciales han sido contradictorias durante un largo periodo de tiempo. Sin embargo, las sentencias del Tribunal Supremo no lo han sido, aunque alguna pueda parecerlo.

Si este es su caso acuda a nuestros profesionales que podrán asesorarle para plantear las acciones de desahucio oportunas, recuperando así el uso y disfrute de su inmueble. Puede pedir una cita a través de nuestros datos de contacto.