Archivo de la etiqueta: insolvencia

¿Puedo demandar a los abuelos el pago de una pensión de alimentos para mi hijo?

El Tribunal Supremo ha ratificado en reciente Sentencia la obligación de los abuelos a abonar una pensión de alimentos para la manutención de los nietos, si no pueden hacerlo los padres.

Al igual que por parte de los abuelos se les puede exigir a los padres el cumplimiento de un régimen de visitas para estar los nietos, en interés del menor, según reciente fallo del Tribunal Supremo los abuelos también tienen obligación de afrontar los gastos que generen sus nietos, ante la insolvencia de los padres, en cumplimiento del deber de abonar una la pensión de alimentos. El Tribunal Supremo ratifica de esta forma la obligación de los abuelos de abonar una pensión de alimentos a la progenitora, titular de la atribución de la guarda y custodia de la menor, para destinarla a la manutención y gastos de la nieta, cuando no había podido conseguirla de su padre.

La madre, pensionista con incapacidad y bajos ingresos, en representación de su hija interpuso demanda contra los abuelos en reclamación de alimentos para la menor, tras haber quedado acreditada la absoluta insolvencia del padre, el cual carece de todo tipo de bienes con los que hacer frente a las necesidades de la hija, teniendo además una enfermedad que le impide incorporarse al mercado laboral.

Solicitaba que se declarase la obligación de los abuelos paternos y maternos de prestar alimentos a su nieta, condenado a los abuelos paternos a que abonen a su nieta una pensión de 345 euros mensualmente, con efectos desde la interposición de la demanda, así como al abono del 75% de los gastos extraordinarios que genere la menor, incluyendo en tal concepto los gastos relativos a clases de música y de apoyo, condenando a los abuelos maternos a que abonen a su nieta una pensión de 115 euros mensualmente, con efectos desde la interposición de la demanda, así como al abono del 25% de los gastos extraordinarios que genere la menor, incluyendo en tal concepto los gastos relativos a clases de música y de apoyo.

Los abuelos maternos demandados se manifestaron conformes con la petición de alimentos realizada por la actora, estimando no obstante que su contribución debe limitarse a 80 ó 90 euros mensuales atendidos sus medios económicos.

Los abuelos paternos demandados negaron la procedencia de la reclamación de alimentos aduciendo la falta de legitimación pasiva de los mismos para prestar alimentos al hallarse obligado preferentemente para prestarlos el padre de la menor, añadiendo que en cualquier caso carecen de los medios económicos para prestarlos al estar ya prestando alimentos a tres de sus hijos, dos de los cuales residen en su domicilio y la tercera en un piso de su propiedad acudiendo a recibir manutención diariamente, solicitando por ello la desestimación de la demanda.

La sentencia de primera instancia estimó parcialmente la demanda, y contra dicha resolución se interpuso recurso de apelación por la parte demandante, de forma que la Audiencia condenó a los demandados a que abonen las pensiones fijadas en la sentencia recurrida desde la fecha de interposición de la demanda, confirmando la sentencia de primera instancia en cuanto a los demás extremos.

El Tribunal Supremo admite el recurso por interés casacional, admitiendo el interés del menor por encima de cualquier otra cuestión y ratifica la Sentencia de la Audiencia provincial, si bien manifiesta que en ocasiones procederán los gastos extraordinarios si tienen relación con los conceptos recogidos en el art. 142 del C. Civil, a los que antes hicimos referencia (sustento, habitación, vestido y asistencia médica) y sobre los gastos extraordinarios y su conceptuación.

La recurrente cita dentro de la jurisprudencia, sentencias que hacen referencia las relaciones padre hijos, y no a las de los abuelos, por lo que no puede mantenerse la existencia de interés casacional por infracción de doctrina jurisprudencial, indicando que la norma aplicable entre ascendientes (abuelos) y descendientes (nietos) es el art. 143 del Código Civil.

En conclusión, los abuelos tienen obligación de afrontar los gastos que generen sus nietos, ante la insolvencia de los padres, de acuerdo con lo establecido en el art. 142 del C. Civil y con respeto estricto del principio de proporcionalidad (arts. 145 y 146 C. Civil).

Los profesionales de www.abogadosquevedo.es podemos asesorarte sobre los pasos a tomar para reclamación la pensión de alimentos, la pensión compensatoria en caso de divorcio, el convenio regulador, la liquidación del régimen económico matrimonial, la guarda y custodia de los hijos menores, sobre el uso y disfrute de los bienes comunes, y otras materias relacionadas con el derecho de familia.

Ponte en contacto con nosotros a través de los datos de contacto que encontrarás pinchando en este enlace.

Delitos aplicables a la responsabilidad penal de las personas jurídicas

La responsabilidad penal es exigible a las personas jurídicas respecto de los delitos tasados que están expresamente declarados en las disposiciones del Libro II del Código Penal, que según la última reforma efectuada por la LO 1/2.015, de 30 de marzo son los siguientes:

  • delito de tráfico y trasplante ilegal de órganos humanos (art. 156 bis CP)
  • delito de trata de seres humanos (art. 177 bis CP)
  • delitos relativos a la prostitución y la corrupción de menores (arts. 187 a 189 CP)
  • delito de descubrimiento y revelación de secretos (art. 197 CP)
  • delitos de estafa (arts. 248 a 251 CP)
  • delitos de insolvencia punible (arts. 257 a 261 CP)
  • delito de daños informáticos (art. 264 CP)
  • delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial, al mercado y a los consumidores (arts. 270 a 288 CP)
  • delito de blanqueo de capitales (art. 302 CP)
  • delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social (arts. 305 a 310 CP)
  • delitos de tráfico ilegal o inmigración clandestina de personas (art. 318 bis CP)
  • delitos contra la ordenación del territorio y el urbanismo (art. 319 CP)
  • delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente (art. 325 CP)
  • delito de establecimiento de depósitos o vertederos tóxicos (art. 328 CP)
  • delito relativo a las radiaciones ionizantes (art. 343 CP)
  • delito de estragos (art. 348 CP)
  • delitos de tráfico de drogas (arts. 368 y 369 CP)
  • delito de falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje (art. 399 bis CP)
  • delitos de cohecho (arts. 419 a 427 CP)
  • delitos de tráfico de influencias (arts. 428 a 430 CP)
  • delito de corrupción en las transacciones comerciales internacionales (art. 445 CP)
  • delito de captación de fondos para el terrorismo (art. 576 bis CP).

Los administradoresprison-142141_640 de hecho o de derecho responderán penalmente de los delitos societarios, delitos contra los derechos de los trabajadores y delitos contra la salud pública (en virtud de los artículos 294, 318, 368 y 369 bis del Código penal). El que actúe como administrador de hecho o de derecho de una persona jurídica, o en nombre o representación legal o voluntaria de otro, responderá personalmente, aunque no concurran en él las condiciones, cualidades o relaciones que la correspondiente figura de delito requiera para poder ser sujeto activo del mismo, si tales circunstancias se dan en la entidad o persona en cuyo nombre o representación obre.

La reforma llevó a cabo una mejora técnica en la regulación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, introducida en nuestro ordenamiento jurídico por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, con la finalidad de delimitar adecuadamente el contenido del «debido control», cuyo quebrantamiento permite fundamentar su responsabilidad penal.

Con ello desesperadose aclararon las dudas interpretativas que había planteado la anterior regulación, que desde algunos sectores había sido interpretada como un régimen de responsabilidad vicarial, y se asumieron ciertas recomendaciones que en ese sentido habían sido realizadas por algunas organizaciones internacionales.

En todo caso, el alcance de las obligaciones que conlleva ese deber de control se condiciona, de modo general, a las dimensiones de la persona jurídica.

Asimismo con la reforma se extiende el régimen de responsabilidad penal a las sociedades mercantiles estatales que ejecuten políticas públicas o presten servicios de interés económico general.

Puede consultar nuestros últimos artículos sobre este tema:

La responsabilidad penal de las personas jurídicas

Si estuviera interesado en recibir asesoramiento personalizado al respecto no tiene más que ponerse en contacto con nosotros.information-1027303_1920

El factoring como instrumento de financiación de las Pymes

Muchos directivos y empresarios no se han planteado el Factoring como el instrumento idóneo para la financiación de sus PYMES.

Las operaciones de Factoring pueden ser contratadas con entidades de financiación o con entidades de crédito, como los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito y suponen en muchas ocasiones el instrumento idóneo para la financiación de las PYMES.

Indicado para aquellas pequeñas y medianas empresa cuya situación no les permita soportar una línea de crédito, también es óptimo para empresas preocupadas por sus riesgos comerciales, que valoran incurrir en un coste para asegurarlos, para empresas que se plantean una gestión externa del cobro de clientes y las que buscan una gestión especializada, y para empresas que quieren financiarse -sin endeudarse según criterios de CIRBE-, o que necesitan presentar un balance mejorando sus ratios de liquidez o de tesorería.

Algunas entidades bbvaofrecen a las PYMES gestión de cobro de los créditos cedidos e información sobre sus ventas y cobros, anticipo de cobros de los créditos cedidos y reducción del endeudamiento bancario de cara al sistema financiero (riesgo CIRBE), clasificación de la solvencia de tus clientes y cobertura del 100% del riesgo de insolvencia de tus deudores, a través del Factoring sin recurso, anticipo de cobro de los créditos cedidos, reducción del endeudamiento bancario de cara al sistema financiero (riesgo CIRBE), reducción de saldos de clientes, mejorando por esta vía los ratios del balance, cobertura del riesgo de insolvencias hasta el 100% de las ventas (Factoring sin recurso) y clasificación de la solvencia de sus clientes (deudores del contrato de Factoring).

En nuestro ordenamiento está regulado por la normativa bancaria y por el Código de comercio entre otras normas, que lo define en los siguientes artículos:

El art. 347 establece que los créditos mercantiles no endosables ni al portador, se podrán transferir por el acreedor sin necesidad del consentimiento del deudor, bastando poner en su conocimiento la transferencia. El deudor quedará obligado para con el nuevo acreedor en virtud de la notificación, y desde que tenga lugar no se reputará pago legítimo sino el que se hiciere a éste.

El art. 348 dispone que el cedente responderá de la legitimidad del crédito y de la personalidad con que hizo la cesión; pero no de la solvencia del deudor, a no mediar pacto expreso que así lo declare.

banco de factoringEl coste del factoring es financiero, por un lado, mediante el cobro de un tipo de interés, y también a través de comisiones, en función de los servicios contratados, que pueden ser la clasificación de los deudores por parte del factor, la cobertura de insolvencia, la gestión de cobro y la carga administrativa que conlleva la gestión de la cartera de clientes.

Algunas entidades bancarias que ofrecen este servicio son BANCO SANTANDERBNP PARIBAS, BBVA o LA CAIXA, entre otras.

No obstante en el mercado existen varios tipos de Factoring:

  • El Factoring sin garantía o sin recurso, que implica la compraventa de facturas por el 100% del valor de las mismas menos un porcentaje o diferencia de precio, sin requerir la firma de avales o garantías de ningún tipo. En este caso la empresa de Factoring asume totalmente el riesgo de incobrabilidad del deudor. En España el 85 %, aproximadamente, del factoring es “sin recurso”.
  • El Factoring con garantía o con recurso, que implica la compraventa de facturas, recibiendo el cliente un anticipo financiero por una parte del valor de dichas facturas. Las empresas que desarrollan esta modalidad de Factoring no asumen el riesgo de incobrabilidad del deudor y, por ello, solicitan al cliente la firma de un vale, de un aval o de una fianza como garantía del adelanto recibido. El Factoring con recurso se asemeja a lo que comúnmente se conoce como cesión de crédito en garantía
  • Factoring doméstico, realizado con documentos de crédito representativos de compraventas dentro de un país.
  • Factoring de exportación, que corresponde a la compra de documentos de crédito que documentan ventas al exterior. La compañía que realiza el Factoring normalmente se asegura la cobrabilidad mediante un seguro de crédito con una compañía aseguradora o con otra compañía de Factoring del país del importador.
  • Factoring de importación, que consiste en el aseguramiento de créditos que exportadores de un país otorgaron a importadores de otro país. Como complemento al Factoring de importación suele incluirse los servicios de gestión de cobranza y transferencia de los fondos al país del exportador.
  • Factoring corporativo es la cesión global de las cuentas a cobrar de una empresa. La compañía de Factoring suele encargarse de realizar adelantos financieros a los proveedores, así como el pago de cuentas a cobrar o salarios.
  • El Factoring de créditos por ventas ya realizadas es la forma más habitual de Factoring. Los créditos adquiridos corresponden a mercadería o servicios ya recibidos por el comprador.
  • Factoring electrónico: crecimiento empresarialLas entidades bancarias están ofreciendo de forma generalizada a las PYMES el Factoring Electrónico a empresas, donde a través de la banca por internet para empresas, pueden adelantar el pago de las facturas pendientes de abonar a los proveedores.
  • El Factoring de créditos por ventas futuras, que consiste en ceder créditos a cobrar de ventas a realizar. Esta modalidad suele ser habitual cuando existen flujos a compradores habituales o créditos a cobrar a tarjetas de crédito.
  • El Factoring al vencimiento o maturity factoring. Conocido como Factoring de “precio madurez”, que constituye una operación de servicio completo pero sin financiamiento. El factor hará el análisis de los deudores y determinará el monto del crédito aprobado, que se comprometerá a pagar si el deudor no lo hace.
  • Factoring sin notificación o Factoring secreto, donde el cliente no comunica a sus compradores que ha cedido sus créditos a favor del financista o favor. Se emplea principalmente en aquellos casos en que los compradores no mirarían con buenos ojos la cesión de sus acreencias a favor de una firma extraña a la relación habitual con su proveedor.
  • El Factoring por intermedio o agency factoring, una variedad del Factoring de exportación que se describe como acuerdo en virtud del cual otra entidad diferente del factor efectúa las cobranzas (usualmente el mismo vendedor). Esta modalidad constituye un acuerdo de servicio completo, pero no incluye la actividad de las cobranzas y solo algunas veces asume el riesgo crediticio y el seguimiento y control del mayor de ventas.
  • Factoring “no revelado”, en virtud del cual se ofrece un monto limitado de crédito (como por ejemplo el 80% del total cedido) con la finalidad de incentivar al cliente para que cumpla con eficiencia las funciones de administración y control del crédito que otorga.

Según lo anterior con el Factoring puede asegurarse el anticipo del cobro de sus ventas y servicios prestados, de forma que no tenga que estar pendiente de la gestión del cobro y presentar además un balance mejorando sus ratios de liquidez o de tesorería. llamando a www.abogadosquevedo.es

Negociamos y hacemos análisis del factoring que pueda resultar más interesante con el banco o las entidades financieras del mercado. Ponte en contacto con nosotros a través de los datos de contacto de la web www.abogadosquevedo.es