Archivo de la etiqueta: tráfico

PYMES Y LA DEV: OBLIGATORIEDAD DE FACILITAR EL CORREO ELECTRONICO A LA DGT

DESDE HOY ES OBLIGATORIO PARA LAS PYMES DARSE DE ALTA CON UNA DIRECCIÓN DE CORREO ELECTRÓNICO EN LA DGT

Entra en vigor la obligatoriedad de comunicar la DIRECCION ELECTRONICA VIAL para las personas jurídicas 

Según fuentes de la DGT las Administraciones con competencias sancionadoras en materia de tráfico le permiten recibir vía Internet, en su buzón electrónico, las notificaciones de procedimientos sancionadores. El envío de la notificación al buzón electrónico se complementa con un aviso a su correo electrónico y, si lo desea, con un SMS a su teléfono móvil.

Para las personas jurídicas, la Dirección General de Tráfico inició el pasado Julio el proceso de obligatoriedad de disponer de Dirección Electrónica Vial para matricular o cambiar la titularidad de un vehículo. A partir del 1 de julio de 2016 la  DGT asigna de forma obligatoria una Dirección Electrónica Vial a todas las personas jurídicas que soliciten matricular o cambiar la titularidad de un vehículo, dando así cumplimiento efectivo a lo dispuesto en el artículo 59.bis de la citada Ley de Seguridad Vial, y en la disposición adicional segunda de la Ley 18/2009, de 23 de noviembre. Si su empresa es titular de varios vehículos dados de alta en el Registro de Vehículos, se recomienda darse de alta en la DEV antes del plazo previsto, evitando de esta manera problemas que puedan presentarse después de la citada fecha en caso de que tenga que modificar el régimen de titularidad de alguno de los vehículos de la empresa o sociedad que representa.

A partir del 3 de octubre, sin embargo, fruto de la nueva Ley de Procedimiento Administrativo, todas aquellas empresas o personas jurídicas con coches o flotas a su disposición, tienen que unirse a este buzón virtual donde se llevarán a cabo las notificaciones pertinentes y que sustituirá a las tradicionales comunicaciones por correo postal, tal y como se han hecho eco diversos medios de comunicación.

entrepreneur-593372_1920

Suscribirse a la DEV implica que todas las Administraciones con competencias sancionadoras en materia de tráfico (Dirección General de Tráfico, Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco, Servicio Catalán de Tráfico, Ayuntamientos..) le notificarán las sanciones en la Dirección Electrónica Vial o en las plataformas del Servicio Catalán de Tráfico o de la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco.

Puedes acceder a la página de la DGT para tramitar el alta DEV pinchando el siguiente: ENLACE ALTA DEV.

Una vez dado de alta en DEV podrá consultar las notificaciones recibidas accediendo a su buzón electrónico. Es importante darse de alta ya que será la única forma de poder beneficiarse de las reducciones por pronto pago y recurrir en plazo las sanciones.

Además de las notificaciones, con este sistema, la DGT le comunicará y avisará próximamente de aspectos que pueden ser de su interés como conductor o titular de vehículo, según los servicios se van incorporando progresivamente a la DEV. Por ejemplo, se ha quedado con un saldo de 3 ó de 6 puntos. Y en breve, podrá recibir otras comunicaciones, como aviso de caducidad del permiso de conducir, de ITV, etc.

La DEV es gratuita y completamente voluntaria para los ciudadanos (persona físicas). En cualquier momento pueden darse de alta o de baja en la DEV, así como modificar sus datos (correo electrónico y teléfono móvil).

En el momento de darse de alta en la DEV recibirá notificaciones y comunicaciones única y exclusivamente por esta vía, de los emisores que operan a través del sistema. No recibirá notificaciones postales de dichos emisores.

El artículo 59.bis del texto articulado de la ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a motor y Seguridad vial, establece que se asignará a todos los titulares de una autorización administrativa para conducir o para circular una Dirección Electrónica Vial. Esta asignación, que también alcanza a los arrendatarios a largo plazo, es obligatoria para las personas jurídicas.

truck-1030846_1280Para poder llevar a cabo con garantías el proceso de obligatoriedad de DEV, la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha previamente el Registro de Apoderamientos. Este registro, regulado por la Resolución de 9 de abril de 2015, de la Dirección General de Tráfico, por la que se crea y regula el Registro de apoderamientos, de sucesiones y de representaciones legales de la Jefatura Central de Tráfico (BOE de 16 de abril), permite que un tercero (representante) acceda a las notificaciones de la entidad interesada (representado).

Si no ha recibido las sanciones quizá no esté dado de alta. En ese caso le recomendamos se cerciore de que tramitó el proceso DEV de forma correcta. Si le notifican alguna sanción o multa y quiere que la recurramos o le asesoremos no dude en contactar con nosotros. Puede acceder a los datos a través de las ventanas de nuestra página web o pinchando en el siguiente enlace: CONTACTO.

 

 

Qué hacer tras sufrir un accidente de tráfico por colisión con un animal salvaje

Hace poco un cliente nos consultó cómo actuar en caso de sufrir un accidente con un animal salvaje, dado que circula periódicamente por una carretera secundaria y la última vez que lo hizo un jabalí invadió la calzada por donde circulaba a una velocidad considerable, cruzándose a su vehículo, por lo que a punto estuvo  de salirse de la carretera al tener que dar un volantazo. Ponemos en vuestro conocimiento nuestras recomendaciones por si pueden serviros de ayuda.

Uno de los graves peligros de las carreteras  nacionales y sobre todo de las comarcales es la irrupción de ciervos y jabalíes que invaden la calzada interponiéndose en la marcha de los vehículos, causando frecuentes accidentes que generan graves daños tanto materiales como físicos, percances que han acarreado incluso víctimas mortales.

Además del sobresalto y del consecuente disgusto por los daños sufridos, el conductor tendrá que asumir las consecuencias de este hecho que la Administración ha considerado como previsible, por lo que nos obliga en nuestro periplo por la carretera a adquirir extrema destreza en la conducción y mantener la máxima atención al volante, especialmente en las vías que puedan considerarse de especial peligrosidad.

La Ley 6/2014, de 7 de abril, introdujo entre una serie de reformas en el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, la correspondiente a la responsabilidad por atropellos de especies cinegéticas, es decir, de animales como ciervos o jabalíes que se puedan escaparse de un coto privado de caza e irrumpir sorpresivamente en nuestras carreteras, provocando accidentes por colisión o al tratar de eludirlos, trasladando casi toda la responsabilidad al conductor del vehículo. La nueva regulación viene a limitar considerablemente la responsabilidad de la Administración y de los propietarios de los cotos privados de caza, para cargarla, casi por completo, al sufrido ciudadano y, en consecuencia, por repetición, a la aseguradora de su vehículo.

La norma dice lo siguiente: “Responsabilidad en accidentes de tráfico por atropellos de especies cinegéticas: En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas. No obstante, será responsable de los daños a personas o bienes el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno, cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes de aquél. También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos.”

En consecuencia la responsabilidad recae prácticamente sobre el conductor, que tendrá que responder de los daños que le cause el atropello normalmente de un ciervo o jabalí que invade la calzada, tanto personales como en el vehículo, pero también responderá su seguro de los que pueda causar en el resto de vehículos afectados y sus ocupantes, y en otros elementos como los de señalización (señales verticales) y protección de la calzada (vallas, guarda-railes, etcétera).

El seguro normalmente responderá frente wild-659500__180a terceros, pero si no es a todo riesgo o contempla la colisión con especies cinegéticas como extensión de póliza no responderá nunca de los daños propios, por lo que las primeras horas tras el accidente son importantes para recabar prueba. Por ello es importante saber qué hacer tras una colisión.

Debemos tener en cuenta que normalmente los cotos tendrán seguros concertados para los días de montería, y que la legislación obliga a la Administración a señalizar los tramos presuntamente peligrosos por la posible irrupción de animales salvajes en la calzada.

Así resulta del Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación, que establece en su art. 149 el objeto y tipo de señales, recogiendo en el apdo. 5 una señal específica para el supuesto que ahora nos ocupa: “P-24. Paso de animales en libertad. Peligro por la proximidad de un lugar donde frecuentemente la vía puede ser atravesada por animales en libertad“.

Y por su parte, la ORDEN FOM/534/2014, de 20 de marzo, por la que se aprueba la norma 8.1-IC señalización vertical de la Instrucción de Carreteras (BOE n.º 83, de 5 de abril de 2014), establece que ” La posible presencia de animales sueltos (al atravesar la carretera cotos, reservas, parques nacionales, etc.) se advertirá mediante la señal P-24, complementada, en su caso, por un panel indicativo de la longitud afectada (apartado 2.2.4) – 7.11.2 Presencia de animales sueltos.”.

Respecto al vallado, la reciente Sentencia de 24 de Marzo de 2015 de Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Soria  determinó que, la interpretación de la mención a la valla de cerramiento debe hacerse conforme a los criterios generales de interpretación de las normas jurídicas, contenidas en el art. 3.1 CC , esto es, gramatical, lógico, histórico y sistemático. Con arreglo a una interpretación sistemática, entiendo que habrá obligación de reparar cuando la carretera deba disponer de valla de cerramiento, y eso sólo ocurre en los casos de autopistas, autovías y vías para automóviles, pero no en los casos de las carreteras convencionales. Una interpretación según la cual el precepto exige para todas las carreteras la existencia de vallado entiendo que resulta excesiva, y que entraría en contradicción con el citado art. 5. Por lo tanto, sólo cuando deba existir un vallado, éste no esté en condiciones y el accidente sea consecuencia de esta circunstancia, se podrá declarar responsabilidad de la Administración.

Cómo actuar.

Una vez sufrido el accidente, lo primero es preservar la salud de las personas afectadas, que tendrán que ser evacuadas o atendidas debidamente por personal sanitario especializado. Habrá que llamar al 112 o a la guardia civil para advertir del accidente y la peligrosidad de animales sueltos en la zona. Es importante llamar a la Guardia Civil para poder luego también solicitar las actas del accidente. Será importante actuar en caliente para intentar obtener ciertas pruebas de cara a poder luego demandar al responsable del accidente, pruebas que luego vamos a indicar de forma detallada. En caso de accidente el tiempo es oro, sobre todo cuando hay deficiencias en la señalización o el vallado, puesto que tras el parte de las autoridades se intentarán subsanar las deficiencias, preferentemente para evitar más accidentes, pero también para borrar posibles pruebas incriminatorias contra la Administración.

Para poder derivar una responsabilidad al propietario del coto tendremos básicamente que poder demostrar lo siguiente: que ha tenido lugar una acción cinegética en las doce horas inmediatamente anteriores al accidente.

Hay que tener en cuenta que cada comunidad es diferentestreet-sign-594473__180 y su normativa en materia de colindancias, plazos y trámites son distintos, por lo que habrá que solicitar información de la Comunidad Autónoma correspondiente, normalmente a través de la Consejería de medio ambiente. Una vez publicadas las órdenes de veda, que son diferentes en cada autonomía, se solicitan los permisos administrativos para la fecha de la montería, por lo que la montería deberán constar en los ficheros de la Administración autonómica los cotos de caza mayor con sus Planes de Aprovechamiento Cinegético y correspondientes permisos administrativos (comunicación previa a una acción cinegética, solicitud de autorización de acción cinegética y parte de resultado).

Hay que tener también en cuenta que los animales salvajes objeto de caza mayor son los siguientes:

  • Cabra montés (Capra pyrenaica).
  • Ciervo (Cervus elaphus).
  • Corzo (Capreolus capreolus).
  • Gamo (Dama dama).
  • Jabalí (Sus scrofa).
  • Muflón (Ovis musimon).
  • Arruí (Ammotragus lervia)

Asimismo las distintas actuaciones colectivas de caza mayor serán normalmente algunas de las siguientes: montería, gancho, rececho, batida, espera y ronda.

Para poder derivar una responsabilidad a la Administración tendremos que actuar con mayor rapidez para poder luego demostrar lo siguiente:

a) Resultar que el accidente se produjo en un tramo con acta accidentalidad por colisión con animales cinegéticos.

b) La inexistencia de señales como la P-24 colocadas en la zona.fence-652502__180

c) La ausencia de otras señales que adviertan al conductor de que ese riesgo de invasión de la calzada por animales salvajes.

d) La ausencia de valla protectora o alambrada, o la rotura de la misma, que no ha evitado la salida de animales de los cotos, especialmente cuando se trate de carreteras nacionales, que tendrán además unas especiales características de altura y continuidad.

Por tanto será importante contar con las siguientes pruebas:

1) Testigos: Que puedan verificar la invasión del animal salvaje en la calzada o, al menos, su presencia en las inmediaciones del accidente. Es importante tomar los datos a todo aquel que pare en la calzada a prestar auxilio o pueda haber sido testigo del accidente o de la irrupción del animal salvaje para poder luego citarle en el juicio si hace falta.

También habrá que hablar con el dueño del coto y, en su caso, buscar a testigos en la zona que hayan participado o que conocieran la convocatoria de la montería.

2) Actas oficiales:

– Acta del accidente que detalle el punto kilométrico y si hay restos o indicios de la invasión de la calzada por parte de un animal salvaje.

– Acta de Guardia civil respecto a la alta siniestralidad del tramo y de la ausencia de señales que la adviertan, en su caso.

– Acta del servicio de limpieza y conservación de carreteras, que indiquen la retirada del animal o de sus restos, si es que hubo atropello.

3) Fotografías del lugar del accidente, cuanto más recientes mejor, especialmente de las zonas de deficiencia del vallado, frenado del vehículo y restos del animal.

4) Acta notarial, que verifique la existencia en la fecha del accidente de una valla de cerramiento caída, a pocos metros de distancia del lugar del siniestro, bien por apreciación de las fotografías exhibidas o a ser posible mediante la presencia física del Notario en el lugar del accidente.

5) Relación de daños causados (facturas de taller mecánico, factura de clínicas, pruebas o intervenciones médicas, partes médicos de daños y secuelas, etc).

Nuestros abogados pueden asesorarte para efectuar una reclamación o preparar la prueba necesaria para presentarla en su día con la demanda. Ponte en contacto con nosotros de la forma que más cómoda te resulte (teléfono, correo electrónico, etc) para concertar una cita. La primera será totalmente gratuita.

Recuerda las nuevas normas de tráfico vigentes

Nuevas normas y medidas de tráfico: radares de tramo, tolerancia 7%, control de documentación, test alcoholemia y drogas

La Dirección General de Tráfico pone en marcha una serie de medidas a adoptar  sobre la gestión de la velocidad con las que se persigue reducir la siniestralidad en la carretera, principalmente en las vías convencionales.

La velocidad es uno de los componentes fundamentales que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y  el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente, de ahí la importancia de controlar de forma efectiva la velocidad a la que se circula, sobre todo en las carreteras convencionales, donde el año pasado se registraron ocho de cada diez fallecidos. Cerca de 900 personas fallecieron en este tipo de vías (datos provisionales a 24 horas)

Por este motivo, Tráfico lleva centrando su actuación desde hace meses en este tipo de carreteras con medidas tales como la reubicación de radares a vías convencionales y que antes estaban ubicados en autovías o autopistas o el Plan Integral de Vigilancia que se puso en marcha en diciembre del pasado año y que tan buenos resultados arrojó.

TOLERANCIA 7

Como primera medida se ha dictado una instrucción por la que se unifica en todo el territorio competencia de la DGT, el umbral de tolerancia con el que actúan los radares, de modo que independientemente de la zona geográfica DGT por la que se circule, el conductor va a saber cuál es la velocidad a partir de la cual cualquier radar va a sancionar.

Esta instrucción tiene como objetivos:

–          Unificar el umbral de tolerancia para todos los radares de la DGT, tanto fijos como móviles.

–          Evitar la posibilidad de que exista discriminación geográfica para el ciudadano, dependiendo del lugar en que se cometa la infracción. De modo que en todo el territorio en que la DGT tiene competencias, todos los radares operen manteniendo el mismo margen de tolerancia.

Dicho umbral de tolerancia va a ser de 7km/h, si la velocidad del vehículo es inferior a 100 km/h y de 7% si la velocidad es superior a dicha velocidad. El motivo de no aplicar a las velocidades inferiores a 100 km/h el porcentaje, sino el número concreto se debe a que a velocidades bajas es difícil percibir la velocidad concreta a la que se circula. Por ejemplo si se estableciera el 7% en una vía a la que se tuviera que circular a 30km/h, el radar actuaría a 33 km/h, velocidad difícil de percibir (30-33km/h) si el velocímetro del vehículo no es digital. En cambio, aplicando el umbral de tolerancia de 7km/h el radar actuaría a partir de los 38km/h, exceso más fácil de apreciar.

La razón de por qué se ha establecido el 7, tanto en porcentaje como en cantidad, es porque los errores máximos permitidos de los radares de la DGT se encuentran en una franja que va entre el 3%, los más nuevos, y el 7% de los más antiguos, de ahí que Tráfico haya considerado aplicar el 7% como el umbral de tolerancia más garantista y beneficioso para el conductor.

Esta instrucción no modifica en ningún aspecto el cuadro de sanciones y puntos a detraer por exceso de velocidad, recogido en el anexo IV de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

Así, las unidades denunciantes ajustarán todos los cinemómetros, sean  aquellos situados en instalaciones fijas, sean aquellos móviles (en estático y/o en dinámico) para captar infracciones siguiendo la siguiente tabla unificada de velocidades de activación:

El cuadro anterior no se aplica para los procedimientos de medición de velocidades en equipos embarcados en aeronaves, en que el sistema utiliza otro método basado en realizar tres mediciones consecutivas de tres segundos cada una.

RADARES VISIBLES

La idea es una modificación de los controles de velocidad para que sean visibles, de corta duración, ubicados en múltiples emplazamientos y con advertencia previa.

Siguiendo con la política de transparencia en la gestión de la velocidad, cuyo objetivo final es que los conductores respeten los límites de velocidad establecidos, la DGT publicará periódicamente en www.dgt.es los 1.200 tramos de vías en las que se intensificará la vigilancia de la velocidad con radares móviles. Esta información la podrán consultar todos los conductores, así como los proveedores de navegadores que podrán dirigirse a la web para incluir en sus aplicaciones dichos tramos, de modo que se suma a la ya publicada sobre la ubicación de los radares fijos que tiene la DGT.

Los criterios de ubicación de estos radares móviles son el resultado de analizar el número de accidentes graves, con víctimas mortales o heridos que necesiten hospitalización; el número de accidentes en general y la información de la velocidad media de circulación en esos tramos.

Además,  los radares móviles serán visibles para los conductores, de modo que su presencia sirva como medida de disuasión y prevención. La finalidad que se busca a través de la vigilancia y control de la velocidad es que los conductores respeten los límites de velocidad establecidos en general, y en particular en aquellos tramos identificados como potencialmente peligrosos.  La denuncia no es, en ningún caso, el objetivo final.

Respecto al control de la velocidad, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha recibido instrucciones para que los radares móviles, salvaguardando la seguridad de los agentes, sean visibles para los conductores, y que esa presencia en las carreteras sirva como medida de disuasión y prevención.

RADARES QUE DISTINGUEN VEHÍCULOS

Dentro de este paquete de medidas, en los próximos meses se pondrá en marcha un proyecto, en el que aplicando métodos informáticos, los radares distinguirán qué tipo de vehículo ha cometido la infracción de velocidad, para así aplicar la sanción en función de la limitación específica aplicable a cada uno.

Los turismos y motocicletas  tienen unos límites de velocidad superiores a los de camiones, autobuses y furgonetas. Hasta ahora, solo se sancionaba a estos últimos tipos de vehículos si el exceso de velocidad cometido se situaba por encima del límite aplicable a turismo y motos.

El Real Decreto 1428/2003, de 21 noviembre por el que se aprueba el Reglamento  General de Circulación establece:

Artículo 48.Velocidades máximas en vías fuera de poblado son:

En autopistas y autovías Camiones, vehículos articulados, tractocamiones, furgones y automóviles con remolque de hasta 750 kilogramos 90km/h.
En carreteras convencionales Camiones, tractocamiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque

 

80km/h.
En resto vías fuera de poblado Camiones, tractocamiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque 70km/h

Artículo 50. Límites de velocidad en vías urbanas y travesías:

 

 – La velocidad máxima que no deberán rebasar los vehículos en vías urbanas y travesías se establece, con carácter general, en …………..

– Salvo para los vehículos que transporten mercancías peligrosas, que circularán como máximo a……………………………………………………

50km/h

 

  40km/h

 

ITV Y SEGURO OBLIGATORIO

Además, todas las infracciones captadas por los radares móviles en los que no se produzca parada para la identificación del conductor, se tramitarán en el centro Estrada, donde además de la infracción por velocidad se comprobará si el vehículo infractor dispone de ITV en regla y seguro obligatorio en vigor.

También, la DGT comunicará a la Dirección General de Transporte Terrestre, del Ministerio de Fomento, las sanciones cometidas por conductores profesionales reincidentes para que realicen las investigaciones pertinentes, sobre la empresa para la que trabajan.

OTRAS MEDIDAS

Además de estas medidas, Tráfico tiene prevista la instalación de 30 radares de tramo, mayoritariamente en vías convencionales en los próximos meses. Estos radares sustituirán a otros fijos instalados en otras vías. Actualmente, la DGT cuenta con 850 equipos de medición de la velocidad y no existe  previsión de ampliar esta cantidad.

Asimismo, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha recibido instrucciones para que sus agentes  dediquen como norma general un tercio del tiempo de sus jornadas a tareas de vigilancia genérica, otro tercio del tiempo a la asistencia y auxilio a conductores en carretera y un tercio a campañas concretas.

La realización de estas campañas conllevará la aplicación del Plan Integral de Vigilancia, puesto en marcha en diciembre del año pasado y en el que tras la detección de un vehículo con exceso de velocidad, los agentes le pararán para identificar al conductor, le realizarán la prueba de alcohol/drogas y se  comprobará la documentación.

Fuente: DGT (www.dgt.es)

 

 

El 9 de mayo de 2.014 entró en vigor la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial. Resumimos las últimas novedades:

  • Los menores de 16 años, conductores u ocupantes de bicicletas deben utilizar siempre el casco de protección.
  • Se eleva a 1.000 euros la sanción por conducir con presencia de drogas en el organismo y de alcohol cuando se duplique la tasa permitida o en caso de reincidencia.
  • Se puede inmovilizar un vehículo si no se dispone del dispositivo de retención infantil.
  • Se prohíben los detectores de radar, no así los dispositivos que exclusivamente informan de la ubicación de los radares.
  • Algunos de los preceptos que se recogen en la Ley necesitan de un posterior desarrollo normativo y por tanto no entran mañana en vigor.
  • El objetivo principal de dicha reforma es la de adaptar algunos de los   contenidos de la norma a la realidad actual, aumentando la seguridad y protección de todos los usuarios de la vía, en especial  de los más débiles y sancionando de  forma más dura las conductas más peligrosas.
 A continuación se explican los preceptos que entraron en vigor en 2.014.
Otras modificaciones incluidas en la Ley, dependen de un desarrollo normativo posterior, por lo que su entrada en vigor, se especificará en la normativa reglamentaria que lo desarrolle.
Drogas: La Ley prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. Esta infracción administrativa está castigada con una sanción de 1.000 euros y la detracción de 6 puntos.
Lo que no cambia es la conducción bajo la influencia de drogas, cuya vía es penal tal y como se recoge en el artículo 379.2 del Código penal.
Alcohol: Se mantiene en 500 euros y la detracción de 4 a 6 puntos la infracción por conducir con tasas de alcohol superiores a las establecidas, Además, serán sancionados con 1.000 euros de multa aquellos conductores reincidentes, es decir, que ya hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por el mismo motivo; así como para aquellos conductores que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida.
Otro de los preceptos que entran en vigor mañana es la obligación que tienen no sólo los conductores, sino todos los usuarios de la vía de someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas, cuando se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción.
Inmovilización de vehículos: Se amplían los casos de inmovilización de   vehículos, destacando el que hace referencia a la inmovilización que pueden realizar los agentes si no se dispone del dispositivo de retención infantil adecuado al menor que viaja en él.
Uso del casco: Los menores de 16 años tanto conductores como ocupantes de bicicletas y ciclos deben llevar siempre puesto el casco, independientemente de la vía por la que circulen. Para los mayores de 16 años, la ley no cambia. Su uso es obligatorio sólo en vías interurbanas, aunque se recomienda su uso también en urbanas.
Adelantamiento a ciclistas: Aunque ya lo recogía el Reglamento de Circulación, se eleva de rango normativo con el fin de reforzar la seguridad de los ciclistas, de modo que el vehículo que adelante a un ciclista deberá guardar una  separación lateral mínima de 1,5 metros  y podrá ocupar parte o la totalidad del carril contiguo o contrario.  Está prohibido adelantar a un ciclista si dicha maniobra puede poner en peligro o entorpecer la marcha de los ciclistas, que circulen tanto en el mismo sentido como en el  sentido contrario al vehículo que se va a adelantar.
Detectores de radar: Queda expresamente prohibido usar detectores de radar, aparatos que rastrean mediante ondas la localización de los radares. El quebrantamiento de esta prohibición está tipificado como infracción grave lo que supone una sanción de 200 euros y la detracción de 3 puntos.
Se mantiene también la prohibición de los inhibidores que son los que pueden anular o modificar el funcionamiento de los radares. Los que si están permitidos son los avisadores, aparatos que cuentan con una base de datos con la posible ubicación de los radares.
Atropello de especies cinegéticas: En los accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas con carácter general, la responsabilidad será del conductor del vehículo. Cuando el atropello del animal sea consecuencia directa de una acción de caza mayor, el responsable será el propietario del terreno y si es por falta de reparación del vallado o de la señalización, el responsable será el titular de la vía donde se haya producido el atropello.
Nuevas infracciones: Pasan a ser infracciones la caída de la carga de un vehículo creando peligro para la seguridad vial; la realización de obras en la vía sin la comunicación previa a la autoridad responsable del tráfico; incumplir las condiciones de circulación de una autorización; impedir las labores de control de los centros de enseñanza y de reconocimiento de conductores y causar daños a la infraestructura debido al exceso de masa o dimensiones de un vehículo.
Además de estas novedades, entra en vigor la posibilidad que tienen los agentes de no tener que notificar la denuncia en el acto, siempre y cuando el agente denunciante se encuentre realizando labores de vigilancia y control de tráfico y carezca de medios para proceder a la persecución del vehículo infractor.
También se establece que los plazos de alegaciones de las denuncia y de pago de sanciones con descuento es de 20 días naturales.
Fuente: DGT
En www.abogadosquevedo.es podemos recurrir cualquier sanción siempre que exista fundamento legal para ello. Ponte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda respecto a la nueva normativa. La primera consulta es gratuita.